Nuevos consumidores: hype’s y supershoppers

Nuevos consumidores: hype’s y supershoppers

El mundo de los clientes es cambiante y voluble, por lo que es necesario conocer bien sus características para poder segmentarlos. Pasó el tiempo de los Heavy Users, que eran clientes que se interesaban en serio por nuestra marca e inviertan en ella. Al introducir el componente emocional a la base económica en esta segmentación, aparecen los Highly Evolved que adquirían una vinculación mayor con la marca.

De la mezcla de ambas aparecen los Hype’s o Supershoppers, verdaderos fans de la marca, los apasionados por nuestras marcas, y también que hacen alabanzas siempre que sea de nuestra marca. Son el cliente perfecto: el 10% que va a generar el 50% del beneficio. En promedio constituyen el 20% de todos los clientes de la marca.

Lo hacen porque sienten que la marca es el fiel reflejo de sus personalidades…o los Supershoppers sienten que la marca es la viva estampa de ellos. Al aparecer y contarlos en nuestras filas, es la piedra más importante para la creación de marca.

Larga vida a los Supershoppers

Ellos presentan menor sensibilidad a lo que cuesta nuestro producto o servicio, pues están dispuestos a pagar lo que sea. Son los que realmente disfrutan las experiencias que les da la marca, y más allá. Les encanta compartirlo con todo el que puedan, lo que facilita la captación de clientes que luego se tornan Supershoppers ellos mismos.

La moda y la tecnología son las dos ramas del mercado que permiten identificarlos. Es fácil entonces  comprender sus patrones, comportamiento de compra y forjar relaciones duraderas con ellos.

Ante el lanzamiento, los Supershoppers están un 20% por encima a la hora de probarlos, y compran el  40% más de las veces. Por ello, muchas marcas ofrecen una venta privada exclusiva antes de un nuevo lanzamiento general: eso nos permite definir si el producto se venderá bien o no.

Pero aún hay más: ellos son auténticos embajadores de la marca para promocionar nuevos productos, he influencian la opinión general defendiendo con vehemencia sus criterios a nuestro favor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *