Hipersegmentar contenidos: ¿merece la pena?

Hipersegmentar contenidos: ¿merece la pena?

Ya lo vemos como algo natural, y ya recibimos como algo natural que nos bombardeen de noticias, la música que nos gusta o la publicidad que seguimos. Las agencias y los departamentos de marketing ya lo ven con la extraña diferenciación entre lo personalizado y la hipersegmentación… que son conceptos complementarios, pero diferentes en esencia.

Mientras la personalización es adaptar un producto, servicio o contenido a una persona o usuario, respondiendo a sus características, preferencias personales o información previa proporcionada.

La hipersegmentación es la precisión en definir segmentos, acotando los consumidores que tienen más parecido entre sí, diluyéndose progresivamente la definición de segmentos de sus orígenes. Esa es una evolución que parece natural y bastante obvia.

Pero, ¿hasta donde vamos a llevar la segmentación?

En teoría, esto llevaría hasta llegar a tener un mercado de n segmentos, donde el nº es en teoría el número de todos los clientes, con lo que cada consumidor sería un segmento individual.

Entonces, gracias a como esta hiperpersonalización controla nuestras vidas, puede que se llegue al extremo del control del contenido que nos llega. De hecho, nuestro comportamiento no se puede limitar a convertirnos en estadísticas de consumidores: a veces no buscamos las mismas cosas en las mismas páginas. Incluso, nuestros comportamientos pueden variar y lo que hoy me guste, mañana no.

De hecho, la hipersegmentación no siempre se realiza de la forma correcta y resulta falsa y hasta molesta. La publicidad personalizada que llevan los correos masivos, dónde sencillamente se cambia tu nombre en el mensaje, hasta los mensajes publicitarios que te persiguen por toda la página no es personalización de verdad.

Además del esfuerzo que constituye hacernos lucir humanos ante nuestros clientes, estos exigen cada vez más contenido relacionado a sus deseos y menos contenido repetido. De todas formas, la discusión sigue abierta, mientras son más las empresas que tienen nuestros datos a su disposición.

Es cierto que muchas empresas personalizan sus contenidos, pero no se ha avanzado tanto para que una empresa pueda hipersegmentar a sus consumidores. Sencillamente, el costo de crear contenido diferente es imposible.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *